Comentarios de un Ciudadano: ¿QUÉ NOS PASA?
30 de Mayo de 2015

 


 

Debemos dejar atrás la indiferencia haciendo conciencia, no sólo preguntándonos:  “¡¿Que nos pasa?!"


 

AGUASCALIENTES, AGS., sábado 30 de mayo de 2015. La Verdad del Centro. “Mayo mes dedicado a Maia, La Diosa de la Primavera”.

Por: Felipe GONZÁLEZ GONZÁLEZ

Nos encontramos en una vorágine de hechos y declaraciones que nos tienen verdaderamente preocupados e irritados, pues son situaciones que nos obligan a decir: ¿Qué nos pasa?

Algo que a ocho meses de suscitarse sigue impactando y lastimando a la sociedad es la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, de los cuales la autoridad no ha podido explicar, o descubrir que fue lo que les pasó. Pero las consecuencias han sido de lo más increíble. Por ejemplo en las manifestaciones de los padres de los estudiantes ahora se han mezclado activistas políticos y anarquistas, los cuales lo que menos quieren es que se resuelva el caso pues lo que buscan es desestabilizar a las instituciones, violentar el orden y ahora quemar a los policías, sabiendo que gozan de impunidad, o si son detenidos tienen a las ONG´S  que de inmediato pagan su fianza para que recobren su libertad y se preparen para la siguiente manifestación y puedan seguir pintarrajeando y creando irritación y enojo entre los habitantes de las ciudades donde cometen sus tropelías, y así seguir con sus planes; por otro lado la falta de solución a ese lamentable hecho causa también un vacío que permite que la exigencia de que los presenten -"vivos pues vivo se los llevaron"-, afirmando con esta posición que se acusa al gobierno de que ellos los tienen, o bien saben donde se encuentran, y esto se vuelve muy peligroso.

Estando este asunto pendiente y gravitando en el ánimo de todos los mexicanos, se presentan ahora nuevos casos en el mismo estado de Guerrero, que de paso sea dicho se encuentra sin gobernador, pues tienen, como el Reino Unido, un gobernante como si fuera la reina sólo para las ceremonias, y éste, al ser atacados los vecinos de Chilapa, "acuerda" con los criminales que se retiren, pues se decían policías comunitarios e iban armados y se llevan secuestradas a 16 personas, que a la fecha no aparecen y nadie ha sido detenido por esos hechos. Ahora las familias exigen que sea el gobierno federal el que se haga cargo del asunto, pues dicen que las autoridades municipales y estatales han sido rebasadas. Y no les falta razón.

Hemos, desgraciadamente, perdido la capacidad de asombro y de respuesta en cuanto a los acontecimientos, pues estos hechos no son los únicos que han sucedido, ya que actualmente siete estados tienen prendidos focos rojos en cuanto a seguridad.  Los secuestros, extorsiones y asesinatos, están a la orden del día. Por ejemplo recordemos que el ministerio público estatal dio fe de fosas clandestinas en Puente Campuzano, en Mezcaltepec, municipio de Taxco de Alarcón, el 9 de febrero de este año, encontrando 12 cuerpos, que a la fecha no han sido identificados. El 17 de abril cuatro fosas en San Miguelito, municipio de Iguala, con 7 cuerpos. El 20 de mayo cuatro fosas en la colonia Lomas del Zapatero, en el municipio de Iguala, con nueve cuerpos. El 7 de junio 5 fosas en Puente del Paraje, Tlahuizapa, municipio Eduardo Neri, con 11 osamentas. También el año pasado, el 5 de octubre, en 5 fosas en Pueblo Viejo se encontraron 28 cadáveres. Y así podríamos, tristemente, ir enumerando estas atrocidades, que han engrosado las estadísticas. Esto sin contar los delincuentes que han sido abatidos por las autoridades. Todo esto de acuerdo con los habitantes de la región en complicidad con las policías municipales, comunitarias y auto defensas, que en momento de debilidad del gobierno federal permitió e institucionalizó que esos grupos delincuenciales ahora sean autoridad y criminales.

Tenemos estos sucesos y los de Tamaulipas, donde verdaderamente la violencia ha sido una constante y son cientos de personas asesinadas, teniendo a la sociedad atemorizada y en manos de esos criminales, y ahora se presenta el caso de Tahunato, Michoacán, en que en un enfrentamiento entre presuntos delincuentes y la policía federal, mueren 42 civiles y ahora de manera preocupante se comienza una embestida, no para pedir justicia o que se detenga la violencia de los criminales, sino que se enjuicie  a los policías, pues como solo les mataron uno, se dice que fue una "ejecución extra judicial". ¡No cabe duda, estamos mal!, pues ahora estos organismos son más defensores de oficio de los delincuentes que de la sociedad. Si bien es cierto que los sucesos de Tlataya han pesado en la opinión pública, nunca se nos han dicho los antecedentes de los que aparecieron muertos en ese caso; pero ha servido para presionar e inhibir la acción de la autoridad ante estos grupos violentos. A la fecha no vemos reacciones de organismos de la sociedad que están en contra de la delincuencia en contra de esta tendencia  a todas luces enferma y preocupante, pues si los soldados y policías no son asesinados en una cantidad "razonable" para estas ONG´S  u opinadores del tema, se acusará a las autoridades de excesos o de "ejecuciones sumarias".

Dentro de la crispación en la que nos encontramos no debemos de perder la estabilidad emocional que nos permita con claridad discernir entre lo que se debe hacer de acuerdo a la ley y en bien de la sociedad, y aquello que debemos de reprobar y apoya las acciones de la autoridad en la búsqueda del regreso a la paz y la tranquilidad en nuestra patria, por nuestro bien y el de nuestras familias.

 

Debemos dejar atrás la indiferencia haciendo conciencia, no sólo preguntándonos:  “¡¿Que nos pasa?!"



Ing. Rodolfo Franco
Rodolfo Franco

Editor de La Verdad del Centro

Etiquetas:  
Escribe tu opinion sobre esta nota.