Comentarios de un Ciudadano: "ODILE" LOS REPROBÓ
20 de Septiembre de 2014

 


Lo peor de todo esto es que no hemos aprendido de las desgracias similares que se suscitan casi año con año, por ejemplo el Estado de Guerrero hace no mucho tiempo.


ANC.- Agencia Noticiosa del Centro.- Aguascalientes, Ags. A domingo 21 de septiembre.- / Redacción.-

Por: Felipe GONZÁLEZ GONZÁLEZ

La semana pasada fuimos testigos, a través de los medios de comunicación, de la desgracia que causó el Huracán "Odile" a los ciudadanos residentes de Baja California Sur, sobre todo. ¿Y por qué digo que reprobó "Odile" a los gobiernos municipales, estatales y federales? Bueno, pues porque no previeron el desastre que se avecinaba y no prepararon a la población para que no sufriera de manera tan fuerte el impacto de un fenómeno de esta naturaleza, a pesar de haberse percatado con el sistema satelital que anunciaba la posible tragedia. Las áreas de recursos hidráulicos, protección civil, servicio meteorológico y todas las dependencias que son parte de la comisión de emergencia para estos casos, erraron en sus cálculos de la ruta del huracán y se confiaron de que sería paralela a la península de Baja California. No se tuvo la precaución de enviar las brigadas de la CFE y la maquinaria que se necesita después de un impacto de esa naturaleza, antes de que llegara  "Odile". No se dio la voz de desalojo de los hoteles a los turistas ahí hospedados y no se tomaron las precauciones con las líneas aéreas  para que se instrumentara un puente aéreo a tiempo cuando ya se veía inminente la entrada del huracán en la península, y se pusieran a salvo los visitantes y a aquellos que por cuestiones de trabajo se encontraban en la península.

En ningún momento se enviaron víveres, cobijas, camas y estructuras para armar los centros de acopio y equipar los refugios adaptados exprofeso para esas contingencias. Las reservas de agua potable fueron nulas. Razón por lo cual la población se ha movilizado con desesperación y han comenzado los brotes de violencia y los pillos de siempre amparándose en la necesidad de los demás, provocando pillajes. Los asaltos a los transeúntes fue el siguiente mal, no importándoles que estos estén sufriendo la escasez de lo más básico para  ellos y sus familias.

Y lo peor estaba por venir, pues se generalizó el pillaje  vaciando los almacenes de Los Cabos y otras comunidades. Estos negocios, fueran o no de artículos de primera necesidad, fueron saqueados y todo esto a la vista de autoridades de los tres niveles, lo cual preocupó a los habitantes del estado y se comenzaron a organizar para bloquear accesos a sus colonias para evitar que los pillos y vándalos les robaran lo poco que tienen.

El "puente aéreo" instrumentado por las autoridades desafortunadamente se ve que fue tardío y que han sido necesarios una serie de vuelos extras por parte de líneas estadounidenses para sacar de la península a sus connacionales que se encuentran vacacionando. Estamos hablando de las noticias y de la situación que prevalece en Los Cabos y La Paz, sin embargo no sabemos todavía los destrozos y la situación de los Bajacalifornianos de los demás municipios, a pesar de que el estado tiene sólo cinco municipios.

Esta situación debe llevar al Presidente Enrique Peña Nieto a que se haga una revisión del actuar de los responsables de la seguridad ciudadana, que debieron haber tomado las precauciones necesarias para que este fenómeno meteorológico no afectara a los residentes y turistas en la zona y darse cuenta que no es con reuniones de "comités de seguridad", que se integran con  la única finalidad de informar pero sin realizar acciones que ayuden a que el impacto sea lo menos grave posible y no solamente para cuidar su imagen e informar a la prensa.

 

Han sido desoladoras las imágenes que hemos visto en los diferentes medios de comunicación. Hemos visto ciudades sin ley, sin control, sin garantías..en fin. Esta debe ser una lección de lo que nunca debe suceder. Y eso que acometió la desgracia en uno de los estados menos poblados del país. Lo peor de todo esto es que no hemos aprendido de las desgracias similares que se suscitan casi año con año, por ejemplo el Estado de Guerrero hace no mucho tiempo.



Ing. Rodolfo Franco
Rodolfo Franco

Editor de La Verdad del Centro

Etiquetas:  
Escribe tu opinion sobre esta nota.