Comentarios de un Ciudadano: EL RIESGO SE VUELVE REALIDAD
26 de Septiembre de 2014


Como sea estamos viendo que es una realidad que por la ineficiencia de las policías estamos arriesgado  la confianza y el prestigio de nuestro Ejército y Armada que son nuestro último recurso…¿O nuestra última esperanza?


ANC.- Agencia Noticiosa del Centro.-Aguascalientes, Ags. Sábado 27 de Septiembre de 2014.- / Redacción –

Por: Felipe GONZÁLEZ GONZÁLEZ

Desde que el Gobierno Federal decidió poner al frente de la seguridad pública al Ejército Mexicano, la Fuerza Aérea y la Marina Armada de México, se sabía de los grandes riesgos que esto implicaba y que al poner al frente del combate a los cárteles a las fuerzas armadas permanentes algunos de sus elementos podrían ser corrompidos o bien reclutados por los criminales. Esto afortunadamente, a la fecha no ha sucedido gracias a la formación leal y disciplinada de los miembros de las fuerzas armadas.

Sin embargo otro riesgo que se corre es que al contacto con la población civil, y por su formación, ésta pudiera desarrollar un sentimiento de rechazo hacia las fuerzas castrenses, en virtud de los retenes, de los operativos en colonias muy pobladas para detener a los criminales, los bloqueos de zonas cuando están buscando a los delincuentes y otras operaciones más necesarias para cumplir con las órdenes de regresar la paz y tranquilidad al país.

Sin embargo esto afortunadamente no ha mellado la confianza y reconocimiento de la sociedad en las fuerzas armadas permanentes, pues las últimas encuestas nos dicen que son las instituciones en las que más se tiene confianza y admiración, y se reconocen los resultados de que a dónde llegan a restablecer el orden y la ley, se siente de inmediato su presencia al bajar los delitos en todos los órdenes, los cuales se han incrementado en toda la república en virtud de la ineficiencia de los cuerpos policiacos que deberían ser los que estuvieran a cargo del orden y la legalidad, pues la misión del Ejército Mexicano no es la de ser el policía nacional; si están en esta misión es porque los presidentes de la República, como comandantes supremos de las fuerzas armadas así lo han ordenado. Esto originado porque se reconoce la falta de voluntad política de los gobiernos estatales y municipales, de cumplir con su obligación de dar a la población seguridad en todos los órdenes, que es el fin primordial de cualquier gobierno,  pues en un principio la sociedad se organizó para ver que hacían para defenderse de los que los despojaban de sus cosechas y sus pertenencias o bien secuestraban a sus familias y decidieron pagar a los más fuertes y preparados para que los defendieran. Así comenzó la formación de los gobiernos. Por lo tanto cuando no cumplen con esta misión están fallando en su tarea fundamental.

Así las cosas, las Fuerzas Armadas Permanentes están cumpliendo con sus obligaciones constitucionales y aparte haciendo el papel de policías nacionales y por supuesto con una carga de trabajo verdaderamente extenuante. Sólo es cuestión de ver cuántos retenes permanentes de 24 horas los 365 días al año se encuentran instalados en el territorio nacional.

Dentro de este contexto, el ejército ahora se encuentra en el ojo del huracán, pues nos encontramos con una acusación muy delicada. En un operativo en el estado de México, en los límites con el estado de Guerrero, cerca de una población llamada Cuadrilla Nueva, del municipio de Tlatlaya, se provocó un enfrentamiento, pues 22 presuntos delincuentes atacaron a las Fuerzas Armadas, provocándose un enfrentamiento de cerca de dos horas entre delincuentes y soldados pertenecientes a la 22a. Zona militar. Según el parte, los delincuentes fueron abatidos y se rescataron a tres mujeres que se encontraban secuestradas. Se aseguraron además treinta y ocho armas de los presuntos delincuentes. Estos hechos se sucedieron el 30 de junio pasado. En los hechos un miembro del ejército resulto herido.

Todo esto se reportó y estaba la investigación en la procuraduría del Estado de México, hasta que organizaciones, como Human Rights que siempre ha sido una organización de las más críticas contra México, y hace tiempo en algunas notas de Associated Press y últimamente por el diario Esquire y la revista Proceso, basadas en las declaraciones de una testigo que dice que los presuntos delincuentes se “rindieron” y que los soldados posteriormente los "fusilaron". Grave, muy grave esta acusación y sobre todo que ahora a nivel internacional se duda que en México se respeten los derechos humanos. Pero lo más grave es que se involucre al Ejército Mexicano.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos a través de su presidente Raúl Plasencia declaró que se estaban investigando los hechos y que el expediente ya estaba en proceso y que en seis semanas se tendrían resultados; el expediente ya cuenta con 700 páginas. Por otro lado por las presiones que ya comentaba, la PGR declaró que se haría cargo de las investigaciones y como siempre que "se llegaría hasta las últimas consecuencias". En la visita del presidente Enrique Peña Nieto a las Naciones Unidas, en entrevistas con miembros de la prensa y del gobierno norteamericano, se le cuestionó sobre el tema, presionando a que adoptara una posición frente al hecho.

Estando todos estos procesos en desarrollo, intempestivamente el Secretario de la Defensa hace el anuncio de que la Secretaría de la Defensa está comprometida con la defensa de los Derechos Humanos aún en medio de la batalla contra los criminales, y aún más el viernes 26 de septiembre se anuncia que se detiene a ocho miembros del Ejército y a un marino por los sucesos de Tlatlaya y que son puestos a disposición de un juez militar.

Así las cosas, hoy lo que podemos hacer es pedir que se aclaren las cosas y que esto no vaya a minar la confianza que tenemos en nuestras fuerzas armadas y sobre todo el apoyo social y el reconocimiento que a pulso se han ganado. Sobre todo que aquellos que están en las redes de la delincuencia y que tienen "organizaciones civiles” pagadas por ellos, que permanentemente están pidiendo que se retire el Ejército y la Marina de las zonas donde se están persiguiendo a los criminales y que tienen recursos para sus campañas y amenazan inclusive a los ciudadanos que apoyan el trabajo de las Fuerza Armadas Permanentes. Que sepamos cómo un grupo de 22 personas se mueven de manera impune por un estado que se supone tiene el presupuesto más alto del sistema de Seguridad Pública Nacional y que este grupo tiene armas y preparación para sostener un enfrentamiento de dos horas con el Ejército. Sobre todo quienes eran. Pues se dice que sólo uno fue reclamado como del municipio y los demás ¿de dónde eran y que delitos habían cometido?

Como sea estamos viendo que es una realidad que por la ineficiencia de las policías estamos arriesgado  la confianza y el prestigio de nuestro Ejército y Armada que son nuestro último recurso…¿O nuestra última esperanza?

 



Ing. Rodolfo Franco
Rodolfo Franco

Editor de La Verdad del Centro

Etiquetas:  
Escribe tu opinion sobre esta nota.